Curiosidades de los Masai

Los masai son la tribu más famosa de África oriental, una tribu nómada y autosuficiente que se extiende por Kenia meridional y Tanzania septentrional.

Si vuestro viaje de novios es un safari en Kenia o Tanzania, podréis conocer a los componentes de esta tribu.

Aunque cueste imaginar, hay lugares en los que todavía viven tribus y poblaciones en el que sus habitantes son autosuficientes.

Es el ejemplo de esta tribu masai.

Características

Se caracterizan por ser muy altos, delgados, ir siempre vestidos con llamativas telas y vistosos colgantes y pendientes.

Tribu masai

Lo más común es encontrarlos con una tela anudada al cuello, de colores rojos, naranjas y figuras generalmente geométricas.

También son distintivas sus grandes dilataciones en las orejas, que se hacen de niños con un machete puntiagudo.

Hablan maa, aunque la mayoría de ellos puede defenderse también en suajili e inglés.

Viviendas

Esta tribu africana vive en unos asentamientos conocidos como manyattas.

Una especie de chozas hechas a base de excrementos de animales, paja y barro.

En ocasiones, hacen fuego en el interior de las casas, por lo que la mayoría de chozas poseen aperturas en el techo para dejar salir el humo.

En cuanto a la fabricación de estos asentamientos, se trata de una tarea puramente femenina.

Son las mujeres las que, al iniciar una familia, se encargan de trabajar para crear su nueva casa.

Duermen en elevaciones hechas a base de la misma mezcla, sobre las que colocan algo parecido a una manta de piel de cabra o vaca.

Alimentación

Se alimentan básicamente de leche y sangre procedente del ganado.

Generalmente cabras y vacas, que les proporcionan tanto alimento como piel para sus ropajes y utensilios.

Tribu masai

Los integrantes de la tribu le dan mucha importancia a la organización jerárquica y generacional de los individuos.

De pequeños, los niños se someten a la ceremonia de la circuncisión.

Cuando consiguen la dote necesaria para casarse, que depende, de las cabezas de ganado que dispongan, se someten a una ceremonia que convierte a los guerreros en adultos y están preparados para tener esposa o esposas.

No hay que olvidar que los masai practican la poligamia.

Una de las cosas más sorprendentes es la danza que llevan a cabo en celebraciones.

El ipid, el baile tradicional, incluye espectaculares saltos en el aire, y es considerado una muestra de vigor y virilidad de los guerreros.

Visitar asentamientos masai está permitido y es altamente recomendable.

La única limitación con la que nos podremos encontrar es que los masai nos cobren antes de entrar o esperen una propina al final de la visita.

Pero desde luego, vale la pena, así que si os interesa tener esta oportunidad os dejamos unos de nuestros viajes